El primer año al aire de Radio App

Miramos para atrás, mucho más atrás de un año, y vemos una idea, un proyecto ambicioso, casi imposible. Aquel anhelo era poder crear una radio. Lo intentamos hace mucho, “usurpamos” parte de un patio familiar y ahí levantamos cuatro paredes y un techo. Hicimos un curso para poder crear nuestro propio transmisor. Nos hicimos de una torre de varios metros para instalar bien alto la antena. Esa altura era suficiente como para poder ver todo el barrio y mucho más allá. Nada podía detener la onda de nuestra transmisión. Pero en aquel momento no pudimos lograr unir las piezas, aunque pareciera que tuviéramos las suficientes. Pero no. Nos faltaban varias y fundamentales.

Quedó ahí el proyecto. Quedaron todas esas piezas sueltas, inútiles por sí mismas. Quedó ahí la idea. No en un cajón, más bien en el bolsillo. Siempre a cuestas. Y tanteábamos, pero no encontrábamos el momento para volver a intentarlo.

Creamos entonces RadioApp, decididos a disputar audiencia. Con contenidos que aporten a hacernos más humanos, más sensibles.

Hace más de un año tomamos la decisión. Era el momento. El momento necesario para crear un espacio para fortalecer la democratización de la comunicación, donde pudieramos expresarnos. Un espacio abierto para que diferentes voces intervengan y digan todo lo que tienen para decir.

Creamos entonces RadioApp, decididos a disputar audiencia. Con contenidos que aporten a hacernos más humanos, más sensibles. Con la férrea convicción de que se puede vivir en un mundo justo.

Aún sabiéndonos muy pequeños frente a los grandes medios, hemos puesto mucho esfuerzo. Por eso logramos un alto nivel en la calidad de sonido y como transmitimos por internet, hemos hecho todo lo necesario para adecuarnos al soporte virtual.

Podemos decir, cuando vemos la programación, cuando vemos que cada vez nos escucha más gente y se suman más programas, que estamos en el camino que queremos estar. No fue, ni es, ni será fácil. Lo sabemos. Pero ya tenemos las piezas y están todas ensambladas. La idea ya tiene forma y transita el primer año.

Gracias por apoyarnos. Gracias por acompañarnos. Por muchos años más de aire.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.